Los primeros síntomas del cáncer de pulmón

¿Cuáles son los primeros síntomas del cáncer de pulmón, los primeros síntomas que indican que algo anda mal? Esta es una pregunta importante para todos, ya sea que hayamos fumado alguna vez o no. El cáncer de pulmón es una enfermedad con igualdad de oportunidades.

Los primeros síntomas del cáncer de pulmón


Ocurre en fumadores y no fumadores, en mujeres y hombres e independientemente de la edad, también ocurre en adultos jóvenes. De hecho, el cáncer de pulmón se está volviendo más común entre las mujeres y hombres jóvenes que no fuman.

El diagnóstico temprano del cáncer es importante

Aunque el cáncer de pulmón es una enfermedad bastante común, un estudio reciente encontró que solo un pequeño porcentaje de la población está familiarizado con los síntomas más comunes. Y debido a que no existe una prueba de detección para el cáncer de pulmón, comprender los síntomas suele ser la única forma de diagnosticarlo tan pronto como se propaga.

Sabemos que la tasa de supervivencia del cáncer de pulmón es mejor cuanto antes se reconoce. La tasa de supervivencia a cinco años para las personas con la aparición de cáncer de pulmón es de aproximadamente el 50 por ciento, que desciende en las etapas más avanzadas. Desafortunadamente, casi la mitad de las personas son diagnosticadas con cáncer de pulmón avanzado.

Además de la falta de conciencia pública sobre los síntomas comunes, es importante señalar que los primeros síntomas del cáncer de pulmón pueden ser confusos o intercambiables con las manifestaciones de otras enfermedades.

Los síntomas del cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón puede tener una variedad de síntomas. Estos pueden ser síntomas generales asociados con el crecimiento del cáncer, como fatiga y pérdida de peso. Y puede causar síntomas cuando se disemina a otras áreas del cuerpo, como los huesos o el cerebro.

Los principales son:

Tos persistente

La mayoría de la gente no considera la tos crónica como algo esencial y la atribuye a alergias, resfriados o aire seco del aire acondicionado. Pero una tos que dura más de unos pocos meses puede significar algo completamente diferente.

Además, la tos que indica la aparición del cáncer puede quedar enmascarada por alguna otra enfermedad crónica, como el asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Dado que el cáncer de pulmón afecta muy a menudo a personas con bronquitis crónica, en las que la tos es algo natural, el factor decisivo es el cambio en la naturaleza de la tos. Puede ser más irritante, parecido a una convulsión, la cantidad y el carácter del esputo (moco) expulsado pueden cambiar.

Tos con sangre llamada "hemoptisis"

Otra característica que lo acompaña es la llamada hemoptisis (tos con sangre procedente de los bronquios o los pulmones). Sin embargo, no toda la sangre tosida es un síntoma de cáncer de pulmón. La causa más frecuente es una infección del tracto respiratorio inferior. La característica, aunque no muy común, es la tos con esputo con apariencia de gelatina de frambuesa.

Dificultad para respirar durante el ejercicio

La dificultad para respirar durante los deportes u otras actividades estresantes a menudo se pasa por alto con excusas por la edad, el mal estado o algunos kilos de más. No obstante, es un síntoma al que debemos prestar atención.

Infecciones recurrentes como bronquitis y neumonía

Un tumor que crece hacia las vías respiratorias puede hacer que se estrechen o incluso se bloqueen. Un entorno así es ideal para infecciones recurrentes. La bronquitis o la neumonía frecuente pueden ser causadas por el tabaquismo o por una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, pero también pueden ser un síntoma de cáncer. Si padeces infecciones respiratorias recurrentes, consulta a tu médico, especialmente si no presentas otros síntomas típicos de una infección respiratoria, como fiebre.

Fatiga

Algunas personas describen esta fatiga como "fatiga de todo el cuerpo" o incluso agotamiento. Es un tipo de fatiga que no se puede corregir fácilmente con una buena noche de sueño o una taza de café.

No hay comentarios:

Publicar un comentario